AL HONORABLE CONSEJO SEUPERIOR SE SUGIERE:

 

Que en el titulo II  referido a enseñanza e  investigación se incorpore por separado las tres funciones primordiales que hacen a  la universidad. Quedaría:

Capitulo I de la enseñanza

Capitulo II de la investigación entendida como las diversas modalidades de producción de conocimiento.

Capitulo III de la extensión.

 

Respecto a la extensión, es importante recuperar que fue la actividad originaria que tuvo nuestra Universidad en sus comienzos, fuertemente interpelada por los principios de la reforma de 1918,  ante la necesidad de empezar a vincularse con los diferentes y múltiples problemas que emergían de las organizaciones sociales en general y particularmente de la clase trabajadora, y de la propia configuración urbano-industrial que irrumpía en ese momento histórico en nuestro país.

Trabajos de extensión realizaban los profesores y sus alumnos de la Facultad de Medicina atendiendo problemáticas que padecían en aquellos tiempos diferentes sectores de trabajadores[1].

Es largo el camino recorrido, y retomando las prácticas extensionistas de aquellos pioneros, es importante resaltar que la actividad de extensión mantiene en necesario vilo a nuestra Universidad para no adormecernos en los claustros, y colocar el conocimiento científico al servicio de las clases subalternas, atendiendo y abordando los diferentes problemas sociales que ellas expresan en su devenir histórico.

Así concebimos a la extensión como una función social y política por excelencia y que contiene en su propia práctica valiosísimos insumos de la realidad, que a través del pensamiento crítico, nutren fehacientemente los otros dos pilares centrales de la educación superior como son la enseñanza y la investigación.

Desde aquí consideramos que es la manera más genuina que tiene la Universidad de estar presente en la vida de la comunidad y hacer efectivo su compromiso social.

En tal sentido deben establecerse mecanismos que aseguren el cumplimiento de estas funciones, en donde puedan desplegarse e implementarse la mayor cantidad y pluralidad de proyectos y programas (que de por si vienen realizando diferentes equipos extensionistas de la UNLP) superando practicas de voluntariado y/o realizadas “a pulmón”. Enfatizamos aquí la importancia de la jerarquizaciòn de la extensión en todos sus aspectos pero fundamentalmente en su dimensión económica-presupuestaria, que garantice el subsidio de la totalidad de los proyectos acreditados y el debido incremento de las dedicaciones docentes que participan en los mismos..

                      

                                            Consejeros de Trabajo Social              

 


[1] Es importante destacar al Dr. Pilades Dezeo, fundador de la Escuela de Visitadoras de Higiene de la UNLP, que en su vasta experiencia realizo cursos y conferencias para obreros en la universidad pública. En su texto Educación sanitaria popular: la importancia de la extensión universitaria, planteaba que la universidad debía responder a la…”democratización del conocimiento, llevando su acción mas allá del claustro docente hasta las más humildes capas sociales…” (Dezeo, 1938:28). Es loable destacar que el Dr. Dezeo era un defensor del trabajo rentado en relación a las actividades realizadas como extensión universitaria.

Anuncios

Esta es la página del Centro de Estudiantes de la Facultad de Trabajo Social de la Universidad Nacional de La Plata, Buenos Aires, Argentina.

Sumate!

Grupos de Google
Centro de Estudiantes de Trabajo Social
Visitar la página de este grupo
(solicitá convertirte en miembro)

Boletín

Jorge Julio Lopez

Este sitio funciona gracias al Software Libre , construcción colaborativa de herramientas informáticas para la libertad de expresión.

Nos visitaron

  • 158,573 veces

A %d blogueros les gusta esto: