El Proyecto de Formación Profesional 2004: recuperación de la perspectiva crítica histórica, congruente con los fundamentos curriculares.

Escuela de Trabajo Social. Universidad de Costa Rica

Mª Lorena Molina M

mmolina@cariari.ucr.ac.cr

Nidia Morera G.

nidmorgu@fcs.ucr.ac.cr

Ana Isabel Ruiz R.

ruizanai@hotmail.com

 

1)     1)     El camino recorrido y el actual proceso de reforma curricular

 

La Escuela de Trabajo Social de la Universidad de Costa Rica fue fundada en 1942, como Escuela de Servicio Social en calidad de institución independiente de carácter privado.  En 1947 fue incorporada a la Universidad como parte del Departamento de Ciencias Económicas y Sociales.  En 1956 pasó como Escuela Anexa a la misma Facultad, conservando su rango académico y en 1974 pasó a formar parte de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Costa Rica.

A través de su trayectoria histórica la Unidad Académica se ha caracterizado por la transformación o reforma curricular sistemática, en función tanto de los cambios ocurridos en la sociedad y en el desarrollo del conocimiento, como de las nuevas necesidades sociales del país y las consecuentes demandas sociales y laborales que derivan de tales cambios.

Esta naturaleza evaluativa, reflexiva y crítica se evidencia en el hecho de que desde su creación en 1942 la Escuela ha transformado su plan de estudio catorce veces. (Ver cuadro Nº 1 ).

 

Cuadro Nº 1

Planes de Estudio 1948 – 2004 según años de duración

 

Plan de Estudio

Duración

1948

5 años [27 cursos (21 anuales)] Examen de grado y Tesis

1952

5 años [46 cursos (6 anuales)] Examen de grado y Tesis

1953

5 años [30 cursos (15 anuales)] Examen de grado y Tesis

1954

3 años [23 cursos (9 anuales) 12 cursos adicionales]

Examen de grado y Tesis para Licenciatura

1955

3 años [20 cursos (16 anuales) 12 adicionales]

Examen de grado y Tesis para Licenciatura

1958

5 años [20 cursos (17 anuales) 20 adicionales]

Examen de grado y Tesis para Licenciatura

1961

5 años [26 materias] Examen de grado y Tesis

1964

5 años[32 materias(25 anuales)]Examen de grado y Tesis

1965

5 años [28 materias obligatorias 3 optativas]

Examen de grado y Tesis

1973

5 años [52 materias (3 optativas)] Tesis

1976

5 años Modelo Pedagógico Taller Tesis

1981

5 años Modelo Pedagógico Taller Tesis

1993 1995

5 años [Cursos 56] Tesis

2004

5 años [52 cursos]

 

A continuación se procede a exponer el último proceso de reforma curricular desarrollado por la Unidad Académica, haciendo una lectura crítica del mismo a la luz de algunos de los supuestos de todo proyecto de formación profesional[1][1] a saber:

a)        a)        Toda transformación o reforma curricular conlleva un nuevo concepto de educación concebido como proyecto nacional integrado, continuo y acumulativo.

b)        b)        Para que una transformación o reforma curricular sea viable requiere de la participación y compromiso de las y los sujetos que intervienen en su elaboración.

c)        c)        Transformar un currículo significa: reconocer los cambios ocurridos en la sociedad y en el desarrollo del conocimiento; los retos que esto significa para la educación y la incidencia de ello en el qué y el cómo de los procesos de aprendizaje y enseñanza; la necesidad de interiorizar la dimensión de la subjetividad y de lo heterogéneo para respetar las diferencias e integrarnos en lo diverso y; que las oportunidades formativas y críticas deben preparar para el futuro y no sólo para el ahora.

d)        d)        Una transformación o reforma curricular es respetuosa del tiempo y las modalidades culturales, las demandas específicas, y los derechos de las y los sujetos que conforman la comunidad educativa de cada institución y país.

e)        e)        Una transformación o reforma curricular responsable y alternativa, orientada hacia la excelencia, requiere de una formación integral que asegure no solo la adquisición de conocimientos, sino también de la formación de actitudes y desarrollo de capacidades y destrezas que faciliten a los y las estudiantes concebirse inmersos en una realidad social diversa y dinámica.

f) Las reformas y las transformaciones curriculares evidencian   confrontaciones diversas en cuanto a la visión de mundo y la concepción de Trabajo Social. Los actores que lideran estos procesos le dan una direccionalidad y hegemonía a los fundamentos ontológicos, axiológicos  históricos, teóricos, metodológicos y pedagógicos.

 

2) El proyecto de formación profesional 1993 – 1995 en la Escuela de Trabajo Social: valoración de fortalezas y debilidades

 

El plan de estudio de 1993 fue aprobado oficialmente por parte de la Vicerrectoría de Docencia de la Universidad de Costa Rica el 4 de diciembre de 1992, para su ejecución a partir del primer ciclo de 1993.

Este plan de estudio mantiene los fundamentos curriculares del plan de 1981, con una lectura actualizada del contexto nacional e internacional, los ejes temáticos por nivel en sus aspectos esenciales y una estructura organizativa para su ejecución que continúa siendo válida. Esto significa que siguieron funcionando los equipos de nivel y los equipos de línea curricular, como mecanismos autorreguladores de los procesos de la relación teoría-práctica; investigación-docencia-acción social y, de relación entre objetivos de los y las estudiantes-docentes y poblaciones meta  comunales e institucionales) en los procesos pedagógicos extra-aula.

La característica más importante de este plan es la significativa desagregación (en contraposición a los bloques temáticos que dominaron los planes de estudio de 1976 y 1981) de cursos y créditos, razón por la cual su puesta en ejecución se  sometió a evaluaciones  en 1994 y 1995, que dieron origen a las  medidas que se indican a continuación:

 

a)     a)     Dos reformas  curriculares parciales, una  en 1995 la cual en esencia respondió a la reubicación de cursos de un nivel a otro y a la creación de los  cursos TS3017 Promoción Humana y Animación Sociocultural, y TS4007 Epistemología de la Práctica del Trabajo Social y, otra que modificó la naturaleza teórica  de los cursos de Métodos de Intervención en Trabajo Social por cursos de tipo teórico- práctico, con horas de teoría y horas de ejercicios académicos dentro y fuera del aula.

b)     b)     Revisiones de contenidos de programas para fortalecer la enseñanza de los referentes universales relacionados con la investigación y la  intervención y para rediseñar las estrategias didácticas y los sistemas de evaluación de los cursos.

c)      c)      El desarrollo de  jornadas de Reflexión Académica de la Escuela de Trabajo Social (1996-1997-1998), que centraron la atención en la línea curricular Teoría, Metodología y Práctica del Trabajo Social . De las conclusiones a que se llegó en dichas jornadas, se plantearon problemas importantes por resolver, entre los cuales destacan:

ü      ü      La necesidad de articular la enseñanza de la epistemología con la investigación y la  intervención.

ü      ü       Organizar los cursos de metodología del Trabajo Social destacando para la intervención microsocial los ejes: asistencial, terapéutico y  socioeducativo-promocional. Además, en el ámbito de la gestión de servicios sociales se destacaron temas centrales por  desarrollar en el nivel de grado, cuya puesta en  práctica supuso ajustes en la  estructura curricular.

ü      ü      Una programación más precisa de la estrategia didáctica y de las actividades de aprendizaje, consecuentes con una educación crítica y propositiva. 

ü      ü      Como soporte a la Línea de Teoría y Metodología y Práctica, se determinó la necesidad de ampliar los contenidos de los cursos de las líneas Realidad Nacional y Teoría Social, con el estudio de las áreas socialmente significativas( entendidas como expresiones de la cuestión social relevantes para el Trabajo Social en Costa Rica) como  contextos relevantes para la intervención profesional, así como mediante  el estudio teórico de los sujetos de la intervención (la persona, las familias, los grupos sociales, las organizaciones comunitarias y las organizaciones productoras de servicios sociales) y la investigación social de las problemáticas de tales sujetos, en tanto son manifestaciones de la cuestión social .

ü      ü      Si bien el Plan de Estudio 1993 – 1995 considera el abordaje de contextos relevantes y sujetos, principalmente en los cursos TALLER, (prácticas académicas), se considera necesario que los temas como Derechos Humanos, Exclusión Social, Género, Desarrollo Sostenible, Violencia Social, sean ejes transversales del currículum y sean objeto de estudio en los cursos de las Líneas de Realidad Nacional y Teoría Social.

 

En síntesis se determinó que en la formación académica era apremiante:

P      P      El acompañamiento de la comunidad de docentes en hacer investigación básica en torno al objeto genérico del Trabajo Social como fuente generadora y renovadora de la docencia y del desarrollo disciplinario. El estudio de las manifestaciones de la desigualdad social desde la enseñanza, la investigación y la acción social se torna en un apremiante desafío, en tanto es el terreno fundamental para comprender sus expresiones en la cotidianidad de los sujetos de la intervención profesional.

P      P      Fortalecer la formación en materia de  teoría del conocimiento para comprender que las diversas concepciones epistemológicas conllevan a su concepción de realidad, de ser humano y de método de investigación – intervención. Se debe  tener claridad sobre el QUÉ, CÓMO y PARA QUÉ se conocen  y construyen intervenciones sociales.

P      P      Fortalecer con los aportes de lo indicado anteriormente, las teorías de la intervención para trascender la formación instrumental y forjar trabajadores sociales que asuman con rigurosidad la complejidad de lo social, de tal manera que manejando lo clásico de los métodos del Trabajo Social, se contengan y superen en la construcción metódica que es el resultando de la comprensión de la problemática social, los objetos particulares contenidos en los sujetos de la intervención y delimitados según cada escenario laboral.

P      P      Reconstruir como eje transversal en el curriculum una educación en y para los derechos humanos a favor de la eliminación de todas las formas de discriminación.

 

3)  Fundamentos del proyecto de reforma curricular[2][2]

 

La modificación parcial del plan de estudio de 1993 recupera los principios y fundamentos del Trabajo Social y se estructura sobre la base de los siguientes componentes centrales:

P      P      la realidad nacional y su interacción en el contexto latinoamericano y mundial; desde una perspectiva histórico- crítica.

P      P       la epistemología y la teoría de las ciencias sociales; contribuyentes a un pensamiento crítico transformador.

P      P      el desarrollo disciplinario y profesional del Trabajo Social comprendido en la historia sociopolítica latinoamericana, y en particular en Costa Rica ,y

P      P      un proceso de enseñanza-aprendizaje hacia una educación crítica y comprometida socialmente.

La comprensión histórico-teórica de la realidad social, económica y política de Costa Rica se asumirá en el curriculum de Trabajo Social a partir de un enfoque histórico-dialéctico en tanto interesa comprender las causas macroestructurales que explican las manifestaciones de  las condiciones de pobreza y de exclusión social. A su vez, este enfoque que permite la comprensión de lo general a lo particular, complementa el estudio de microcontextos locales a partir de una perspectiva que transita de lo particular a lo general.  En el estudio de “lo particular”, interesa la comprensión integral, interaccional, cualitativa, con el propósito de reconocer cómo se manifiesta la desigualdad social y  la inequidad,  en la cotidianidad de las personas, las familias, los grupos sociales.

 

4.            4.            Organización y acciones del proceso de reforma curricular

 

Tal y como se indicó corresponde a la Comisión Curriculum, Credenciales y Reconocimientos, organizar, dirigir, estudiar, formular y aprobar, en primera instancia, los cambios curriculares de cualquier naturaleza, que se estimen pertinentes para actualizar y propiciar una formación académica de calidad.

Este proceso de trabajo resultó fundamental para reconstruir el proceso de análisis, reflexión, elaboración de consensos y diseño del proyecto de formación profesional consignado en el plan de estudio 2004.   Elaborar un proyecto de esta naturaleza significa, de acuerdo con los planteamientos de D’Souza y otros (2000) respecto a la gestión de la sostenibilidad institucional, aportar a la construcción de un modelo institucional de gestión en tanto supone definir los componentes del marco para pensar, el marco para decidir y el marco para actuar en la Unidad Académica.

En este sentido, su éxito depende de la construcción y apropiación colectiva del proyecto por las autoridades, las y los docentes miembros de la Unidad Académica y la comunidad estudiantil.

La reforma curricular del 2004 de la Escuela de Trabajo Social apunta a la innovación institucional mediante cambios sustantivos en la línea de Teoría, Metodología y Práctica del Trabajo Social, tanto en contenidos como en estrategia didáctica.  Tales cambios tienen relación con la visión de mundo o marco de referencia de la Escuela en su interpretación de la complejidad de la realidad, para cuya comprensión y transformación debe desarrollar procesos de enseñanza.  Esta visión de mundo debe constituir la posición de la comunidad académica para reinterpretar su pasado, comprender su presente y construir su futuro.  En este sentido los cambios acordados en la reforma curricular contienen las teorías y paradigmas de la formación profesional en Trabajo Social.

La estrategia seguida por la Comisión Curriculum para la formulación de la transformación curricular, tuvo como propósito impulsar un proceso en el cual participaran los diversos actores que conforman la Unidad Académica: estudiantes, docentes y contrapartes institucionales y organizativas.  Esto por cuanto la Comisión consideró que la construcción de un nuevo proyecto de formación profesional, sobre la base de la transformación e innovación del plan de estudio vigente, sólo era posible impulsarla tomando en cuenta las ideas y aportes de diferentes actores del proceso educativo miembros de la Unidad Académica, el desarrollo científico – técnico en Trabajo Social y la demanda de los entornos social, económico, político y cultural en que surgen las cuestiones sociales y se manifiestan los problemas y demandas sociales en las poblaciones, como expresión de la cuestión social, cuya comprensión o intervención atañe al Trabajo Social como disciplina y profesión.

La organización del proceso desarrollado por la Comisión Curriculum para la transformación del plan de estudio 1993 – 1995 se concretó en las acciones reflexivas y de trabajo operativo en el que participaron diversos actores , a saber: Asamblea de Escuela con carácter deliberativo y resolutivo, jornadas de estudio y reflexión, comisiones de trabajo para elaborar propuestas, sesiones de discusión con estudiantes y docentes, consultas a representantes del gremio profesional , elaboración en subcomisiones de programas de cursos. El detalle de todo esto se registra seguidamente:

üü   Jornadas de reflexión académica acerca de la epistemología y teoría del trabajo social, (Comisión Curriculum; Asamblea de Escuela y Comunidad Estudiantil) 1996, 1997 y 1998.

üü   Jornada de elaboración de primera versión de la propuesta del plan de estudio, Escuela de Trabajo Social. En ella de conformaron subcomisiones para definir los fundamentos, las situaciones sociales (escenarios vigentes y posibles) y el mapa curricular (nov. 1998).

üü   Trabajo en coordinación con la Comisión de Autoevaluación y Autorregulación para la Acreditación (Primer semestre de 1998 – octubre del 2000), en el proceso evaluativo del plan de estudio 1993 – 1995.

üü   Elaboración de una segunda versión de reforma del plan 1993 – 1995 con base en los resultados de la Jornada de Evaluación que se realizó en la Unidad Académica en el marco del proceso de Autoevaluación y Autorregulación para la Acreditación.

üü   Consulta de la segunda versión de la propuesta de reforma curricular ante: equipos de docentes por nivel, Consejo Académico, Asociación de Estudiantes de Trabajo Social (Agosto – Setiembre 2000).

üü   Presentación  ante la Asamblea de Escuela Ampliada de la propuesta de reforma curricular.  Dicha instancia aprueba como acuerdo firme continuar con el proceso y que se trabaje en subgrupos por líneas curriculares para revisar detenidamente la propuesta y formular alternativas de modificación (Setiembre / Octubre 2000).

üü   La Comisión Curriculum determina la necesidad de reelaborar cada uno de los componentes o apartados de la propuesta de reforma curricular, con miras a diseñar una nueva versión de modificación curricular que recupere las observaciones y sugerencias de la Asamblea de Escuela y las nuevas reflexiones de la Comisión.

üü   La Comisión Curriculum realiza consultas bibliográficas y a expertos acerca de la metodología del Trabajo Social y los debates metodológicos de los años 80 / 90 respecto a la enseñanza de la metodología, para cuyo análisis efectúa un Taller con los miembros de la Comisión.

ü      ü       Definición de ejes y subcomisiones de docentes dentro de la Comisión Curriculum para elaborar lineamientos orientadores para el diseño curricular (Setiembre 2001).

ü      ü      Conformación de subcomisiones ad-hoc de docentes de la Unidad Académica para elaborar propuestas de programas por dimensiones.

ü      ü      Taller de diseño de la estructura curricular del plan de estudio 1993 – 1995 (Diciembre 2001 / Febrero 2002)

ü      ü      Exposición de la segunda versión de reforma curricular del plan de estudio ante la Asamblea de Escuela y aprobación de la misma.  Se delega en la Comisión Curriculum elaborar una nueva versión que recupere las recomendaciones formuladas por los y las participantes y se le autoriza para que continúe con el diseño programático de cursos. (Mayo 2002)

ü      ü      Incorporación de observaciones formuladas por la Asamblea de Escuela a la propuesta de reforma curricular (Junio 2002).

ü      ü      Conformación de subcomisiones para el diseño de programas, integradas por estudiantes, profesores y profesoras de la Unidad Académica y por profesionales en ejercicio (Agosto 2002)

ü      ü      La Asamblea de Escuela ratifica el acuerdo que tomó el 29 de mayo del 2002 de aprobación de la propuesta de reforma curricular, siempre y cuando incluya las observaciones que se le hicieron.  También decide como acuerdo firme delegar en las subcomisiones el diseño programático de cursos y que éstos sean coordinados por una persona de la Comisión Curriculum. (Agosto 2002)

ü      ü      Se acuerda destinar el período comprendido entre setiembre 2002 y marzo 2003 al diseño  de los programas para contar con una primera versión en marzo 2003.

ü      ü      Se somete a criterio del Centro de Evaluación Académica de la Universidad de Costa Rica, la propuesta de reforma curricular para conocer su opinión.

ü      ü      Durante los meses de marzo, abril y mayo las subcomisiones continúan con el diseño programático de cursos para hacer entrega a la Comisión en junio del 2003, de la primera versión de programas de los cursos: Seminarios, Prácticas Académicas, Ideología, Ética y Derechos Humanos, Trabajo Social, Teoría y Métodos del Trabajo Social, Epistemología e Investigación, Administración y la Dimensión Gerencial.

ü      ü       La Comisión revisa los programas de los cursos, actualiza el mapa curricular y solicita a la subcomisión respectiva incorporar las  recomendaciones en los programas que así lo requieran (Junio, Julio, Agosto 2003).

ü      ü      Se estructura el documento de Reforma Curricular de acuerdo con sus componentes: presentación, misión – visión y objetivos de la Escuela de Trabajo Social, justificación, fundamentos, estructura organizativa de la Escuela, perfiles académicos de la carrera, áreas que conforman el plan de estudio, objetivos del plan, líneas curriculares, cursos del plan por nivel y línea, estructura curricular (Setiembre 2003).

ü      ü      La Comisión elabora una tabla para evaluar los componentes de los programas de los cursos y procede a distribuir los programas diseñados entre los miembros para su revisión (Octubre 2003 – Marzo 2004).

ü      ü      Taller de diseño programático de los cursos de Teoría y Métodos del Trabajo Social por la Comisión (Mayo 2004).

ü      ü      Aprobación de la reforma curricular por la Vicerrectoría de Docencia (Junio 2004).

ü      ü      Se acuerda realizar en octubre del 2004 una Jornada de Reflexión teórica – metodológica  y de programación de cursos, en el contexto de una Asamblea de Escuela Ampliada.

 

5)  Balance del proceso de transformación curricular

 

5.1 Sobre la estrategia participativa

 

La organización y el desarrollo del proceso de transformación curricular del plan de estudio 1993 – 1995 de la Escuela de Trabajo Social, descrito en el apartado anterior, permitió abrir espacios para el análisis, la discusión, la reflexión, la toma de conciencia, la construcción y la apropiación colectiva de los vacíos y debilidades del plan de estudio1993 – 1995 , así como  para la formulación de los fundamentos ontológicos, epistemológicos, teóricos, metodológicos, éticos y políticos de la transformación curricular y  para el diseño programático de los cursos.

Interesa destacar que la estrategia participativa que se utilizó, la cual permitió recuperar valiosos aportes para la transformación curricular, en diferentes momentos y desde diferentes instancias organizativas y personas miembras (docentes, estudiantes, profesionales en ejercicio), conceptuadas como talentos humanos con formas particulares de pensar, de crear y de imaginar el proyecto académico de la Escuela.

En este sentido destaca la participación activa, conciente y deliberada de la comunidad académica en la elaboración del diagnóstico de fortalezas y debilidades del plan de estudio 1993 – 1995, como parte del proceso de Autoevaluación para la solicitud de la acreditación del currículo ante el Sistema Nacional de Evaluación de la Educación Superior.

También fueron de trascendental importancia las discusiones epistemológicas y teóricas generadas en las jornadas que se realizaron con amplia participación de la comunidad académica de la Escuela.

 

5.2) Los resultados de la reflexión expresados en decisiones

 

De los espacios de reflexión indicados resultaron decisiones cruciales para la reforma curricular, entre las cuales se encuentran:

 

a)     a)     Elaborar la transformación del plan de estudio por líneas curriculares[3][3] iniciando con la línea de Teoría, Metodología y Práctica del Trabajo Social, por ser el eje del plan y reflejar de acuerdo con el diagnóstico realizado, serias debilidades.  En este sentido se decidió rediseñar los cursos de métodos del Trabajo Social, distribuidos a lo largo del plan de estudio, en cursos integrados de Historia Teoría y Métodos del Trabajo Social.

b)     b)     Mantener la metodología de TALLER para las prácticas académicas del plan de estudio, pues ello permite fortalecer la formación ontológica, epistemológica,  política, teórica y metodológica y desarrollar proyectos integradores de la investigación-la docencia y la acción social.

c)      c)      Fortalecer la línea de Realidad Nacional mediante la ampliación y el rediseño de los programas de los cursos tipo seminario de manera que permitan el desarrollo de conocimientos históricos, teóricos,  legales para comprender y explicar la complejidad y heterogeneidad de la realidad social, espacio de acción profesional.

d)     d)     Alimentar las reflexiones y discusiones en torno al currículo, en las diferentes instancias y niveles de la Escuela, mediante la lectura de bibliografía referida a los debates metodológicos de los años 80 / 90 acerca de la enseñanza de la metodología en Trabajo Social.  Este esfuerzo permitió a la Comisión Curriculum , elaborar lineamientos orientadores para las subcomisiones encargadas del diseño programático de cursos, particularmente en lo que atañe a:

ü       ü       Cómo asumir la enseñanza de las áreas o situaciones socialmente significativas en el plan de estudio. Esto significa cómo asumir la investigación –docencia de las manifestaciones de la cuestión social como contexto de la intervención profesional.

ü       ü       Cómo asumir la enseñanza de la historia, teoría y  metodología del Trabajo Social.

 

e)     e)     Establecer como ejes de la reforma curricular las categorías Derechos Humanos y Género.    Para la incorporación de estos ejes en el plan de estudio se contó con la asesoría del Centro de Investigación en Estudios de la Mujer a través del Proyecto de Investigación Transversalización de la Perspectiva de Género en el Curriculum de Trabajo Social 215 – A3 – 098, coordinado por Norma Méndez, miembra de la Comisión Curriculum.

En síntesis, se puede afirmar que el balance del proceso de transformación curricular es positivo pues permitió transitar de una primera versión de reforma en 1998 que tan solo reestructuraba algunos de los programas de los cursos del plan, a una segunda versión en el 2000 que a juicio de la Comisión, no lograba resolver los principales problemas del plan vigente y finalmente, a la tercera versión 2004 que recupera los aportes de la comunidad académica y que a nivel de formulación, transforma sustancialmente el plan de estudio 1993 – 1995.  Este nuevo plan se orienta hacia la excelencia en la formación  de los y las futuras profesionales en Trabajo Social y apunta a una formación integral que asegure, no solo la adquisición de conocimientos significativos, sino también la formación de valores y actitudes éticas y comprometidas con la superación de las inequidades con la defensa y exigibilidad de derechos de los sectores sociales que le dan sentido y que justifican su existencia.

 

6) Los caminos trazados, recuperadores del camino crítico – histórico

 

Los caminos trazados buscan ser respuesta a los nudos pedagógicos identificados en la enseñanza del Trabajo Social, a saber, los mismos refieren a: la cuestión social y los sujetos de la intervención o sea la dimensión ontológica, a la dimensión ético política y la dimensión histórico-teórica-metodológica de la enseñanza-aprendizaje del Trabajo Social. [4][4]

P    P     En el proceso de formación profesional, la comprensión de la realidad como campo de problemas o áreas significativas al Trabajo Social, no es suficiente ni sistemática para fundamentar su abordaje desde la especificidad de la intervención profesional. Este nudo nos remite a la dimensión ontológica de la formación.

P    P    En el proceso de formación profesional, la comprensión de los sujetos de la intervención profesional ha perdido, en muchos momentos, su carácter histórico para dar paso a la comprensión de sus características humanas y menos a su posición histórico social, a su condición de sujetos con una ubicación concreta en la sociedad, con trabajo o sin él, incluidos o excluido.

      Este nudo también nos remite a la dimensión ontológica del ser humano

P    P    Como resultado de los anteriores nudos en la formación profesional, la dimensión  ético política no es aún suficiente para el desarrollo de habilidades y destrezas para la intervención, tampoco es satisfactorio el  compromiso social y la  capacidad crítica y propositiva, congruente con los fundamentos curriculares y las exigencias de las manifestaciones de la cuestión social.

P    P    En el proceso de formación profesional la enseñanza de la historia, los métodos de intervención es fragmentada y deshistorizada. Está desarticulada en su contenido, en su ubicación estructural en el Plan de estudios y en las características de la experiencia  práctica que la acompaña. Este nudo nos remite a la dimensión histórico-teórica-metodológica.

 

En el siguiente apartado  se explica en forma sinóptica cómo se ha pensado resolver los  nudos  curriculares y pedagógicos, en cada una de las dimensiones señaladas..

 

6.1) Acerca de la realidad social o dimensión ontológica

 

Cabe destacar que los cursos que refieren al estudio de la cuestión social se estructuran en cuatro seminarios[5][5] y otros cursos. Las temáticas de los seminarios refieren al conocimiento histórico, teórico, empírico; así como a la política social, la legislación, la  atención estatal y  las respuestas de la sociedad civil en la atención de tales cuestiones. Del mismo modo interesa referir el vínculo entre estos temas y el trabajo profesional.

La lectura de los procesos: histórico, político, económicos y culturales de la sociedad costarricense se han delimitado en la categoría: áreas socialmente significativas para el Trabajo Social, con el fin de orientar las decisiones de la enseñanza, la investigación y la acción social desde la formación académica. Tales temas son:

Seminario I: Familias (como sujeto histórico expresión de la diversidad humana y de las expresiones de la cuestión social. Sujeto reproductor- potencial cuestionador  de la cultura patriarcal, así como sujeto potencial forjador de un espíritu democrático), Interesa conocer su origen como institución social, sus funciones, tipologías, transformaciones. Las reponsabilidades estatales expresadas en la legislación, la política y los programas públicos y privados.

Seminario II: Pobreza, como manifestación básica de las desigualdades históricas, los factores estructurales y psicosociales implicados en las vidas de los sujetos. El impacto en la violación de los derechos humanos y sus manifestaciones empíricas. La responsabilidad estatal y la vuelta a la neofilantropía.

Seminario III: Salud Integral como resultado histórico social, derecho humano cuya privación se explica con procesos económicos, socio-culturales, políticos y biológicos. Es un sintetizador de la condición de vida de los sujetos. También se estudia la atención de la salud en la sociedad costarricense desde la política y la legislación existente.

Seminario IV: Violencia Intrafamiliar (como ejercicio del poder y expresión pública de las principales contradicciones y violaciones de derechos). Interesa conocer las expresiones estructurales e interpersonales, los factores implicados y su incidencia en procesos y situaciones pertinentes para la intervención profesional.

Además de estos cursos, acompañan la comprensión de la realidad social: un curso de Historia de las Instituciones de Costa Rica, un curso de Organizaciones y Movimientos Sociales, dos cursos  de Teoría del Estado y Políticas Sociales, uno sobre  Sistemas de Atención Legal e Institucional, dos seminarios de Realidad Nacional, así como  seis talleres o cursos teórico –prácticos. Ahora bien la mediación entre esta comprensión macro de la realidad social se enfrenta al desafío pedagógico y teórico de ser llevado al plano del aprendizaje para la construcción de objetos de intervención de estas áreas significativas, lo cual debe ser considerado en los cursos de teoría y metodología.

 

 6.2) Acerca de lo sujetos

 

La recuperación del estudio, otrora disperso, a veces omiso de los sujetos de la  intervención en su dimensión ontológica, histórica y política se busca resolver desde los cursos: Seminarios, Teoría y Metodología del Trabajo Social  VI, el cual trata de los sujetos según grupo etáreo  por condición social y en todos los cursos Taller ( prácticas académicas). Estos cursos tienen como antecedente: los cursos Teoría de la Cultura y Desarrollo Humano,  este último acerca de la  comprensión de las etapas de desarrollo psicosocial y cultural de la persona en  la dimensión universal. Ahora bien,  las personas como  sujetos colectivos y particulares, se asumen en los cursos de Organización y Movimientos sociales y en los Talleres I y II  Organización Local y Construcción de Ciudadanía. Y desde una perspectiva singular se  estudian en el Seminario sobre Familias, complementado con el curso Intervención del Trabajo Social con Familias

Finalmente los cursos referidos a la Teoría Social a saber: sociología,  antropología, psicología y administración son tributarios del estudio de la realidad social y  de los sujetos  desde las ópticas disciplinarias.

 

6.3)  La dimensión ético-política.

 

Pensamos que nuestro  deber ético como formadoras  y formadores de profesionales de la cuestión social es apoyar todos los esfuerzos curriculares y pedagógicos necesarios para:

P      P      Comprender la realidad como totalidad  en su movimiento histórico- estructural y coyuntural. Partir de la cotidianidad de las expresiones de la cuestión social, para remontar la historia de vida de los sujetos  mediante el ejercicio de un  pensamiento dialéctico en el conocer como fuente necesaria para construir el hacer.

P      P      Desarrollar capacidades para problematizar la realidad mediante  procesos pedagógicos marcados por la crítica y la propositividad, con las necesidades y demandas resultantes de la desigualdad social y las acciones  encaminadas a la defensa, promoción, protección y exigibilidad de  los derechos humanos.

P      P      Analizar críticamente los enfoques de abordaje que individualizan y psicologizan los problemas de orden colectivo, así como los propósitos ético-ideológicos subyacentes en las políticas sociales públicas y privadas.

P      P      Desarrollar estrategias mediante simulación de experiencias que permitan comprender y manejar las tensiones entre :

¨      ¨      La subordinación y la autonomía relativa del trabajo profesional.

¨      ¨      Los Intereses de los actores involucrados en la acción profesional.

¨      ¨      Las posiciones del/la profesional en sus escenarios laborales y los supuestos ético-políticos de la formación académica.

¨      ¨      Los intereses políticos, sociales e institucionales con las demandas y derechos de la población trabajadora.

¨      ¨      Las visiones  homogenizantes negadoras de la diversidad humana

¨      ¨      La argumentación de las decisiones sobre la base de lo investigado y del posicionamiento teórico- ético o  la comprensión  superficial e ingenua de la realidad.

P      P      El desarrollo de actitudes y habilidades para negociar, liderar, proponer, hacer rupturas viables y consecuentes en el campo de la ejecución ,la gerencia, la formulación y la evaluación de las políticas sociales

P      P      El desarrollo de habilidades para decidir la selección y manejo de un instrumental técnico para la intervención según la pertinencia del objeto de intervención  y los sujetos.

En síntesis, asumir  un perfil profesional comprometido con los valores ético-humanistas: igualdad, justicia y libertad como condición para la construcción de sujetos individuales y colectivos cuestionadores de la historia construida que los subordina a formas de existencia negadoras de la dignidad humana, para constituirse en ciudadanos creadores de una historia social signada por un mundo incluyente. Esto implica la construcción de una nueva ciudadanía y  la radicalización de la democracia.

Esta es un dimensión que es transversal a todos los cursos de la carrera, no obstante hay un acento especial en los cursos denominados: Ideología, Etica y Derecho Humanos I, II y III

 

6.4) Acerca de la dimensión  histórico-teórico- metodológica.

 

Comprendemos que no es suficiente con una lectura crítica de la realidad social para construir intervenciones y además éstas de por sí no son garantes de soluciones plenas. Pues, de acuerdo con Guerra (2003) las opciones de soluciones pasan por comprender la lógica contradictoria de la instrumentalidad de la política social en el orden capitalista, por un lado, reproductoras y por el otro  están acompañadas del discurso de los derechos humanos y de la construcción de la ciudadanía. Esta doble comprensión debe constituirse en la brújula de las reflexiones y direcciones para decidir los instrumentos necesarios a seleccionar para construir pautas metodológicas para la intervención. Pero, insistimos pasan primero por una comprensión histórico crítica de la situación que reproduce las contradicciones del modo de vida y  de organización social.

Entonces, en los cursos “teórico metodológicos”, este desafío pasa por recursos pedagógicos de simulación de situaciones, análisis de situaciones, “experimentación” en el aula de los criterios para: decidir qué hacer, por qué hacer, para qué hacer y en última instancia cómo hacer.

Se trata de construir el puente, como lo plantea Olga Lucía Vélez (2003:95) interpretación de la realidad- intención – operacionalización de la acción.  Siguiendo a Vélez,¨(2003:100) las técnicas (interactivas, cualitativas) “más que dispositivos operativos , son instancias dialogantes que permiten penetrar en la complejidad de los universos y cosmovisiones  de aquellos sujetos sociales con los cuales interactúa y en la búsqueda colegiada de fines compartidos. Son juegos de lenguaje, abiertos a la discusión y como tales, tienen la capacidad de interpelar nuestras propias visiones de la realidad”.

Las categorías teóricas claves para retomar el rumbo histórico crítico en la formación académica pasan por asumir:

P      P      El trabajo como categoría fundante del ser social.

P      P      El ser humano como sujeto histórico resultado y a la vez constructor de la historia.

P      P      La totalidad concreta como síntesis de múltiples determinantes históricas.

P      P      El método materialista dialéctico para comprender la génesis, desarrollo y declíneo de los procesos humanos y sociales y para captar desde el movimiento de la realidad, las transformaciones resultantes de las contradicciones.

P      P      La comprensión de la cotidianidad de los sujetos como manifestación de las cuestiones sociales históricamente constituidas.

 

A continuación se hace referencia a los lineamientos que orientan preliminarmente el diseño de los programas de los cursos de la línea curricular  Historia, Teoría,   Métodos  y  Práctica de la intervención desde el  Trabajo Social, conformada por cursos que refieren al Trabajo Social en la historia, la epistemología e investigación; estadística e informática; teoría y métodos de la intervención microsocial; gerencia social y los cursos teórico –prácticos o talleres.

En el engranaje del trabajo académico referido a  la elaboración de los nuevos programas de  dicha línea curricular conviene destacar lo siguiente:

En primer lugar,  se marca la ruptura en el enfoque de la enseñanza en el curso introductorio a la carrera en el año 2004, pues éste se estructura por primera vez en atención a las dos tesis explicativas del Trabajo Social: a) la evolucionista de las protoformas de la  asistencia social hacia la constitución del Trabajo Social, centrada en los aportes de los sujetos y deslindada de los procesos históricos explicados socio críticamente y, b) la histórico materialista que explica el origen de la profesión en el marco de las políticas sociales en la fase del capitalismo monopólico.[6][6]

En segundo lugar, se marca la pauta para un currículo sensible al género a partir de la contribución del Centro de Investigación de Estudios de la Mujer (CIEM). Esta contribución teórica es forjadora de deconstrucciones sobre:

·        ·        La cultura patriarcal y los roles de subordinación asignados a lo femenino.

·        ·        La mediación de estas concepciones en la comprensión, en el ejercicio profesional, del mito del trabajador social y su ilusión de servir,

·        ·        El carácter moralizante del ejercicio profesional, reproductor de los valores de  la sociedad patriarcal y de la homogenización de lo humano.

En tercer lugar, se crea la posibilidad de fortalecer el desarrollo de habilidades y actitudes pertinentes con las competencias profesionales mediante la estructuración de las prácticas de laboratorio o simulaciones sobre los procedimientos metodológicos y análisis de dilemas ético-políticos propios de cada curso. Estos cursos en cuanto a sus contenidos teóricos, metodológicos y ejercicios de aprendizaje, son antecedentes necesarios de los cursos Taller en los que se desarrollan las prácticas pre- profesionales.

 

7. Lineamientos temáticos de los cursos de la Línea curricular de Historia Teoría, Metodología y Práctica.[7][7]

 

Los lineamientos consignados en el siguiente cuadro, tienen  como base, las discusiones y acuerdos de la Comisión Currículo, registradas en el Acta IV-2004, sin embargo, no están aún acabados, serán objeto de trabajo académico en las jornadas de reflexión del mes de octubre,2004.

 

Nombre del curso

Lineamientos temáticos de los cursos

 

 

 

 

 

 

 

Trabajo Social I y II

Sus contenidos tienen como propósito el estudio de los fundamentos teóricos para la comprensión de la sociedad capitalista como escenario de origen del Trabajo social, en el marco del papel que juegan las políticas sociales. A partir de allí se estudia la tesis sociocrítica y la tesis evolucionista lineal del origen y desarrollo del TS en el mundo, en América Latina y en particular en Costa Rica.

Se enfatiza el estudio de la influencia conservadora y crítica en la configuración de esta profesión y sus repercusiones ético políticas.

Se trabaja el tema de Cuestión social, políticas sociales, escenarios laborales y las finalidades de la intervención, así como las subalternidades en el ejercicio profesional mediado por la sociedad patriarcal, e la subordinación de lo social a lo económico, de lo femenino a lo masculino y el paradigma dominante de la ciencia neopositivista.

Se estudia la contribución de la tesis endogenista en la identificación de autores y sus concepciones del Trabajo Social, el objeto y objetivos de la profesión

En el ámbito nacional se estudia el origen y reproducción del TS, sus escenarios laborales, los sujetos de la intervención y las competencias profesionales.

 

Teoría y Métodos del Trabajo Social I

Trata sobre las explicaciones teóricas acerca de las formas de producción y de reproducción de las condiciones sociales de existencia en la sociedad contemporánea.

Se estudia sobre el papel del estado y la familia en la reproducción de las condiciones de vida.

Las bases ontológicas de la actividad humana.

La mediación como categoría fundamental para el trabajo profesional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Teoría y Métodos del Trabajo Social II

 

 

Se aborda el debate contemporáneo sobre lo ontológico, epistemológico y metodológico de la intervención. Se estudian  las  perspectivas metodológicas en consonancia con las tesis explicativas del TS. Así se estudiará primero, el enfoque clásico de los métodos según tamaño del sujeto: caso, grupo y comunidad. Se recuperan los aportes y la lectura crítica del texto, según el contexto histórico y las premisas de los autores. En segundo lugar, corresponde estudiar cómo aprehender la realidad humano social en su expresión concreta y por tanto compleja en su génesis y desarrollo,  o sea en sus fuentes de origen y de existencia, así como en sus hechos, relaciones y procesos para comprender su función histórica, su problematización, así se trate de: personas,  grupos, familias, organizaciones en espacios locales,  la gerencia de los servicios sociales o en análisis de políticas públicas. Todo ello para comprender que es la dimensión ontológica la marca la pauta en  las construcciones metodológicas.

La estrategia didáctica debe considerar traer al aula la descripción de situaciones problematizadas para:

·         ·         Aprender a construir un proceso de conocimiento centrado en la historicidad de la situación (génesis y desarrollo), los actores y las relaciones involucradas.

·         ·         Elegir el instrumental metodológico congruente.

·         ·         Desarrollar habilidades para su utilización en un escenario de simulación.

·         ·         Registrar y procesar la información en un informe de carácter diagnóstico con la argumentación correspondiente a la situación.

 

 

 

 

 

 

Teoría y Métodos del Trabajo Social  III

 

Centra la atención en:

·         ·         El estudio de la mediación trabajo profesional- políticas públicas asistenciales- población trabajadora y excluida.

 

·         ·         La discusión entre las implicaciones de la universalidad VS focalización de las políticas asistenciales.

 

·         ·         La seguridad social como respuesta al trabajo, su origen  y características en la sociedad costarricense y el impacto de las nuevas formas de organización del trabajo en la desprotección del trabajador.

 

La estrategia didáctica incluye, en marco de la asistencia y la seguridad social, investigar y reconstruir los criterios de selección de las poblaciones meta, los argumentos de la decisión , el posicionamiento ético que refleja la decisión y los procedimientos metodológicos. Todo esto con el propósito de desarrollar capacidad crítica, propositiva y  rigurosidad profesional en las intervenciones referidas a la asistencia y seguridad social.

 

 

 

 

 

 

 

Teoría y Métodos del Trabajo Social IV

Este curso se ocupa fundamentalmente del estudio  histórico crítico de situaciones  sociales problematizadas en el espacio local para construir intervenciones con finalidad socio educativa promocional, basadas en el fortalecimiento de la ciudadanía para la protección, promoción defensa y  exigibilidad de derechos según poblaciones específicas por posición y situación  social.

Se estudian las categorías concienciación, compromiso social, negociación, manejo político de intereses contrapuestos de los actores.

 

La estrategia didáctica debe considerar  el traer al aula la descripción de situaciones problematizadas para:

·         ·         Aprender a construir un proceso de conocimiento e intervención centrado en la historicidad de la situación (génesis y desarrollo), los actores y las relaciones involucradas en un espacio local determinado.

·         ·         Elegir el instrumental metodológico congruente con la finalidad socio educativa promocional, o sea, para desarrollar procesos de concienciación, movilización de recursos personas , grupales, comunales, institucionales y construcción de redes y alianzas de solidaridad.

·         ·         Desarrollar habilidades para su utilización en un escenario de simulación.

·         ·         Registrar y procesar la información en un informe de carácter diagnóstico con la argumentación correspondiente a la situación.

·         ·         Diseñar cursos de acción congruentes y argumentados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Teoría y Métodos  del Trabajo Social V

Este curso parte de una reflexión acerca de las manifestaciones de la cuestión social y sus procesamientos individuales en los sujetos de la intervención, que generan crisis emocionales ante carencias por no acceso a servicios o violaciones de derechos, por pérdidas materiales y afectivas o conflictos  de relación y comunicación. Para ello, debe subrayarse la pertinencia de ubicar al sujeto en su historia personal-.social de vida para ampliar los márgenes de comprensión e intervención más allá de la psicologización y responsabilización exclusiva en el sujeto demandante de intervención. Analizar la práctica profesional de raíces moralizantes, resocializadoras en función de esquemas discriminatorios de la diversidad humana es un asunto relevante en este curso, así como penetrar en el instrumental operativo referido a la entrevista psicosocial, las historia s de vida como herramientas de investigación y de intervención, la comunicación humana, la asertividad en la formulación de preguntas que reflejen el trasfondo teórico de la comprensión del asunto que concita la intervención y ofrece condiciones para superar la inmediatez y apariencia de la situación. 

La estrategia didáctica debe considerar  el traer al aula la descripción de situaciones problematizadas para:

 

·         ·         Aprender a construir un proceso de conocimiento e intervención centrado en la historicidad de la situación (génesis y desarrollo),de  personas y familias.

·         ·         Elegir el instrumental metodológico congruente con la intervención en crisis, esto es, el manejo delas relaciones y los procesos comunicativos que generan tensiones entre el sujeto individual y colectivo y su ambiente, para que se alcance la transformación requerida por los sujetos. 

·         ·         Desarrollar habilidades para su utilización en un escenario de simulación.

·         ·         Registrar y procesar la información en un informe de carácter diagnóstico con la argumentación correspondiente a la situación.

·         ·         Diseñar cursos de acción congruentes y argumentados.

 

 

 

 

 

 

Teoría y Métodos  del Trabajo Social VI

Este curso ofrece opciones de selección al estudiante para profundizar la comprensión de las manifestaciones específicas de la cuestión social según la categoría central condición de vida ¨ las categorías: género, edad, etnia.

 

Interesa aprehender la diversidad de dichas manifestaciones y de las intervenciones requeridas según sea la naturaleza del campo problemático y el tamaño del sujeto (persona, familia, grupo)por finalidades de intervención asistencial, socioeducativa promocional o socio terapéutica.

 

La estrategia didáctica debe estar construida sobre la base del manejo de la universalidad, particularidad y singularidad de las situaciones históricamente comprendidas como medio para captar la diversidad y construir objetos específicos de intervención profesional.

 

 

Reflexiones finales: Desafíos de la transformación curricular 2004

 

El proceso de diseño programático de los cursos del nuevo plan dio inicio con la participación de los y las docentes de la Unidad Académica, a partir de agosto del 2002, fecha en la que oficialmente se conformaron las subcomisiones. Dicho proceso ha constituido uno de los principales desafíos de la transformación curricular, pues del compromiso con la reforma curricular  y  de la solidez teórica de quienes diseñen los contenidos y las estrategias didácticas de cada curso, depende en gran medida su éxito.

La etapa de diseño programático de cursos con una estrategia participativa se ha caracterizado por ser ardua y compleja, lo cual obligó a que las miembras de la Comisión tuvieran que asumir la conducción y sistematizaciòn de los resultados, obligando a desarrollarla paulatinamente por fases.

La primera estuvo a cargo de la Comisión, la cual elaboró propuestas generales de programas, la segunda consistió en conformar subcomisiones y asignarles la tarea de diseñar los programas con base en las directrices orientadoras elaboradas por la Comisión, la tercera etapa se caracterizó por la revisión por parte de la Comisión de los programas emanados de las subcomisiones y, la cuarta fase (en la cual se encuentra la Comisión hasta la fecha), se caracteriza por el rediseño de los programas de la línea de Teoría y Metodología del Trabajo Social en función de las últimas discusiones y de la madurez académica alcanzada por sus miembras.  Además, en esta última etapa se está procediendo a incorporar en los programas de los cursos de la línea de Realidad Nacional las modificaciones que permitan garantizar la coherencia interna en el plan, en correspondencia con los fundamentos y los contenidos de la línea de Historia, Teoría, Metodología y Práctica del Trabajo Social.

El otro desafío de la transformación curricular lo constituye la actualización  del personal docente para que esté en capacidad de asumir la enseñanza de la teoría y  los métodos del Trabajo Social contemporáneo, a la luz de los retos que impone la formación para la comprensión de la complejidad histórica de la realidad social y la transformación de los procesos económicos que se caracterizan por la dinámica de concentración del capital, a costa de la pobreza progresiva de la mayoría de los seres humanos.

En este sentido queda la tarea de impulsar procesos de actualización y capacitación permanentes y sistemáticos, que garanticen que las y los docentes reconozcan los cambios ocurridos en la sociedad y en el desarrollo del conocimiento desde el Trabajo Social, así como  los retos que ello impone a la formación profesional, con miras a imaginar e implementar contenidos y prácticas pedagógicas creativas, críticas, innovadoras y democráticas.

Un tercer desafío para el éxito de la reforma curricular lo constituye garantizar que los programas de los cursos y el ejercicio docente promuevan la discusión, comprensión y respeto del pluralismo teórico – metodológico para la intervención desde el Trabajo Social en las diversas y complejas manifestaciones de la cuestión social y de sus efectos en las personas sujetas de la acción profesional, sin perder de vista la direccionalidad ético-política de una formación universitaria pública, que tal y como reza en  el estatuto se compromete con la conformación de una conciencia crítica y con las transformaciones que la sociedad costarricense requiere para el bien de las mayorías.

Ello implica abordar diversos enfoques, perspectivas y métodos de intervención para su estudio y comprensión en aras de brindar a las y los estudiantes una sólida formación ética – política y  teórica – metodológica.

El  principal nudo pedagógico que se aborda en este trabajo es el reconocimiento sobre las características de la enseñanza de los métodos de intervención profesional, marcadas por la fragmentación y la  deshistorización.  Nos propusimos recuperar la reflexión acumulada en la Escuela de Trabajo Social, en particular en la Comisión Currículum y en nuestras propias maneras de entender los posibles caminos a seguir.  Pero sin duda, en este momento entendemos que el mayor desafío reside en construir las mediaciones pedagógicas consecuentes con una visión histórico-crítica de la realidad, una intención transformadora y la consideración de la diversidad humana transversalizada por un enfoque de género.

Valga esta ocasión para estimular una realimentación al camino hasta ahora trazado y al desafío pendiente.

 

Bibliografía:

 

ABESS/CEDEPES (1995)  “Lineamientos Formación Profesional”

En Servico Social y Sociedade, Nª56. XVII. Editorial Cortez

 

Da Silva e Silva, Mª Ozanira (1984) Formacao profissional do asistente social. Editora Cortez.

 

Guerra, Yolanda (2000) . “ Instrumentalidad del proceso de trabajo y servicio social”. En Borgianni, Elisabete y otros. Org. (2003) Servicio Social Crítico. Editorial Cortez. Brasil.

 

Kosick, Karen (1976). Diálectica de lo Concreto. Editorial Grijalbo. México.

 

Iamamoto, Marilda V. (1992) Servicio Social y división del trabajo. Editorial Cortez. Brasil

 

Iamamoto, Marilda V. (2004) Servicio Social na contemporaneidade: trabalho  e formacao profissional. Editorial Cortez. Brasil.

 

Martinelli, Mª Lucía (1995)  Servicio Social identidad y alienación. Editorial Cortez. Brasil.

 

Molina Mª Lorena y Mª Cristina Romero (2001) Modelos de intervención asistencial, socioeducativo y terapéutico en trabajo social. Editorial Universidad de Costa Rica. Costa Rica.

 

Netto, José Pablo (1992): Capitalismo Monopolista y Servicio Social.

 Editorial Cortez. Brasil.

 

Rozas, Margarita (2001) La intervención profesional en relación con la cuestión social. Espacio Editorial, Argentina.

 

Vélez Restrepo, Olga L. (2003): Reconfigurando El Trabajo Social. Perspectivas y tendencias contemporáneas.  Espacio Editorial. Buenos Aires, Argentina.

 

Yasbeck, Mª Carmelita (2000). “El Servicio Social como especialización del trabajo         colectivo” En Borgianni, Elisabete y otros . Org. (2003)  Servicio Social crítico. Editorial Cortez. Brasil.

 

Escuela de Trabajo Social, Sección Docencia (2003)”Actualización de las funciones de los órganos de la estructura organizativa”

 

De Souza y otros (2001) “La dimensión gestión en la sostenibilidad institucional”. Serie innovación para sostenibilidad institucional.  San José, Costa Rica: Proyecto ISNAR “Nuevo Paradigma”

 

Universidad de Costa Rica, Escuela de Trabajo Social, Comisión Curriculum (2003) “Modificación Parcial Plan de Estudio 1993 – 1995” Carrera de Bachillerato y Licenciatura en Trabajo Social, Sede Rodrigo Facio.

 

Universidad de Costa Rica, Escuela de Trabajo Social, Comisión Curriculum (2002) “Propuesta de Modificación Parcial Plan de Estudio 1993 – 1995”

 

Universidad de Costa Rica, Escuela de Trabajo Social, Sección Docencia, “Actas de la Comisión Curriculum 1998 – 2004”

 

Universidad de Costa Rica, Escuela de Trabajo Social, Sección Docencia, “Informe del proceso de reforma curricular 1996 – 2004” Nidia Morera Guillén

 

Universidad de Costa Rica, Escuela de Trabajo Social (1993) “Currículo Escuela de Trabajo Social”



 


[1][1] Guardián Alicia (2001). Proyecto de Investigación Tocando la puerta y dejando el recado ¿Cómo incluir la equidad de género en un proyecto curricular en Derecho? Serie Nuevas Perspectivas de la Enseñanza del Derecho. San José, Costa Rica : ILANUD- Programa Mujer, Justicia y Género/ IIMEC-UCR

[2][2] Aquí se recupera la fundamentación de la reforma curricular producto del trabajo, la discusión y el consenso a que se llegó al interior de la Comisión Curriculum.

[3][3] El plan de estudio 1993 – 1995 de la Escuela de Trabajo Social se organiza por líneas curriculares, cuyo propósito es concentrar los esfuerzos alrededor de un tema para garantizar la consecución, de los objetivos propuestos.  El plan cuenta con tres líneas Teoría, Metodología y Práctica del Trabajo Social (Conjunto de conocimientos teóricos y metodológicos para la intervención en las situaciones sociales, mediante la inserción  en los diferentes contextos según los niveles del plan de estudio;  Teoría Social (Conjunto de conocimientos   de las Ciencias Sociales para la comprensión de los hechos y procesos del ser humano y de su inserción en la dinámica social) y Realidad Nacional (Conjunto de conocimientos teóricos, históricos y legales para la comprensión de la realidad social, causas y consecuencias, mediante el estudio de situaciones y procesos pertinentes para el Trabajo Social ).

[4][4] Con respecto a la identificación conceptual de estas categorías debemos reconocer el aporte esclarecedor que encontramos al estudiar las directrices curriculares aprobadas por ABEPSS-Brasil en 1996, publicadas en la Revista Servicio Social y Sociedad N—ª. Editorial Cortez Brasil.

[5][5] Estos seminarios son organizados en atención a las siguientes coordenadas: La comprensión histórico-teórica de la cuestión particular que cada uno trata; las manifestaciones en sujetos de la intervención profesional, las políticas sociales dirigidas a esa materia y el marco legal e institucional soporte para la ejecución y gerencia de las políticas sociales.

 

[6][6] En esta ruptura confluye la difusión de la investigación brasileña en esta materia y la investigación desarrollada por el profesor costarricense Freddy Esquivel sobre la génesis y reproducción del Trabajo Social Costarricense, como tesis para optar al título de Magíster Scientiae en Trabajo Social en la Universidad de Costa Rica.

[7][7] Formalmente la Línea se denomina Teoría, metodología y práctica del Trabajo

Anuncios

Esta es la página del Centro de Estudiantes de la Facultad de Trabajo Social de la Universidad Nacional de La Plata, Buenos Aires, Argentina.

Sumate!

Grupos de Google
Centro de Estudiantes de Trabajo Social
Visitar la página de este grupo
(solicitá convertirte en miembro)

Boletín

Jorge Julio Lopez

Este sitio funciona gracias al Software Libre , construcción colaborativa de herramientas informáticas para la libertad de expresión.

Nos visitaron

  • 162,738 veces

A %d blogueros les gusta esto: